Campaña Solidaria con el pueblo saharaui

    CCOO Extremadura, comprometida con la justicia social y los derechos humanos, colabora en la campaña humanitaria de recogida de alimentos en cumplimiento del compromiso de colaboración establecido con la Delegación Saharaui de Extremadura.

    13/01/2020.
    Cartel de la campaña

    Cartel de la campaña

    El objetivo es ayudar a paliar la escasez de abastecimiento que sufren los campamentos de refugiados saharauis, sobre todo teniendo en cuenta las drástica reducción que desde el Programa Mundial de alimentos de la ONU se están produciendo por la falta de fondos disponibles.

    Los alimentos más necesarios son legumbres (lentejas, judías, garbanzos), arroz, pasta, aceite, azúcar, conservas, así como otros alimentos no perecederos.

    Los alimentos se pueden depositar en las diferentes sedes de CCOO de Extremadura.

    También se ha abierto una cuenta corriente para aquellas personas que deseen realizar una aportación económica: CaixaBank ES44 2100 2024 2701 0071 3630

    La campaña concluirá a finales de marzo de 2020, fecha que coincide con la Caravana Extremeña por la Paz, ejemplo de solidaridad del pueblo extremeño con el pueblo saharaui y que gracias a la ayuda de los extremeños parte con el único fin de cubrir la falta de alimentos que padece el pueblo saharaui.

    Violación de Derechos Humanos en el Sahara Occidental

    Desde el 14 de Noviembre de 1.975, en los conocidos Acuerdos Tripartitos de Madrid, donde España como país colonizador cierra uno de los tratados más vergonzosos de su historia y deja abandonado a su suerte a un pueblo que hasta entonces era una provincia más del Estado español, otorga el territorio saharaui a Marruecos y Mauritania que se reparten el país sin tener en cuenta los legítimos derechos del Pueblo Saharaui. Los saharauis se vieron obligados a huir y buscar refugio en el país vecino, Argelia, donde el gobierno les cede una parte de su territorio, la Hamada argelina, uno de los desiertos más inhóspitos de todo el planeta, donde desgraciadamente desde entonces permanecen exiliados.

    Así mismo en los últimos años los derechos humanos y las libertades fundamentales se han deteriorado en los territorios ocupados por Marruecos, consecuencia del aumento de la represión, la celebración de juicios sin garantías, así como el empeoramiento de las condiciones que sufren los presos políticos, sometidos a torturas, aislamiento y a condiciones insalubres.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.