La Inspección de Trabajo debe garantizar la seguridad, la salud y el cumplimiento de las normas laborales en el sector agrario

  • El sindicato recuerda que, si no se cumplen los protocolos, el campo y los almacenes de manipulado se pueden convertir en focos de infección

CCOO de Extremadura defiende que las actuaciones previstas por la Inspección de Trabajo en las campañas agrícolas de este año son adecuadas y necesarias porque hacen compatible la recogida de los productos con la seguridad de las personas trabajadoras y con el respeto a los convenios, al salario mínimo y a las normativas laborales.

15/05/2020.
Campaña agrícola

Campaña agrícola

Este año, con la situación excepcional del Covid-19, cobran especial importancia las tareas de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Debe actuar para prevenir que la movilidad de miles de personas en los campos de cultivo, en los almacenes de manipulado y, de manera especial, en los albergues, alojamientos o viviendas habilitadas para los trabajadores y trabajadoras, se convierta en focos de infección y rebrote del virus, si no se cumplen los protocolos.

CCOO de Industria indica que, la labor inspectora del Ministerio de Trabajo y Economía Social, y de otras autoridades laborales, se justifica aún más cuando se han puesto a disposición del empresariado agrario ayudas, exenciones y medidas de flexibilidad laboral y de contratación, que se deben cumplir.

A CCOO le parece lamentable que las organizaciones profesionales agrarias no hayan querido negociar con los sindicatos representativos un protocolo de medidas específicas ante el Covid-19.

El sindicato activará toda su red de representantes en las empresas para favorecer acuerdos con las empresas para cumplir y adaptar las normas, los protocolos de salud y seguridad y las medidas que recoge el RD 13/2020 de 7 de abril. Ya se ha detectado el caso de un temporero que ha dado positivo de coronavirus en la provincia de Lleida.

La alarmista campaña que han desplegado los agricultores y las asociaciones frutícolas sobre la falta de mano de obra en Extremadura no tiene sentido, porque aquí nunca han existido esas dificultades. Lo que se tiene que hacer en caso de necesidad de mano de obra es acudir a los servicios públicos de empleo y recurrir a las personas demandantes.

Aunque no es un hecho generalizado, sí es cierto que se siguen produciendo en el sector agrario irregularidades en la contracción, incumplimientos del convenio colectivo y trabas para el cobro del salario mínimo.

Estas situaciones generan también una competencia desleal con otras empresas y el desprestigio de la imagen del sector ante la ciudadanía y los mercados internacionales. La forma de actuar de personas desaprensivas debe ser denunciada y perseguida por las propias organizaciones profesionales agrarias en primer lugar y no debería haber ningún problema para que actuase la Inspección de Trabajo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.