Los datos de la EPA reflejan que la creación de empleo se desinfla y que se precisa salir de la parálisis política para tomar medidas de estímulo

    CCOO de Extremadura señala que los datos de la EPA del tercer trimestre de este año muestran que, aun siendo positivos en general, la creación de empleo en la región se está ralentizando al igual que ocurre en el resto del país. En la región extremeña, la ocupación crece, pero en menor medida que en el mismo trimestre del año anterior, y el paro también baja a un menor ritmo.

    24/10/2019.
    EPA III trimestre 2019

    EPA III trimestre 2019

    Para el sindicato, es preciso salir de la parálisis política de manera urgente después de las elecciones y que tomen medidas de estímulo económico, con la aprobación de unos presupuestos autonómicos y nacionales que apuesten por la inversión como motor de desarrollo y con la derogación de la reforma laboral para frenar el auge de la precariedad y la temporalidad.

    Para la secretaria de Empleo de CCOO de Extremadura, Ana Isabel González, si bien los datos del trimestre son positivos, también reflejan un deterioro de la situación económica y algunos elementos preocupantes como “la tendencia a sustituir contratos temporales por fijos con el agravante de que esto afecta especialmente a las mujeres”

    Sin embargo, no se puede negar que son datos positivos ya que el número de personas ocupadas supera las 400.000, dato que no se conocía en la serie histórica desde el tercer trimestre de 2018 y el número de personas en paro baja de las 100.000, hecho que no ocurría desde hace diez años.

    La tasa de paro se sitúa en el 19,68 por ciento, la más baja desde el tercer trimestre de 2009. Sin embargo, la región sigue soportando una de las mayores tasas de todas las Comunidades Autónomas, sólo superada por Andalucía y Canarias.

    Resultados trimestrales

    El número de personas ocupadas en Extremadura se incrementó en el tercer trimestre del año en 5.900 personas y se sitúa así en 400.800, siendo el mayor volumen de población ocupada desde el tercer trimestre de 2008. La tasa de variación intertrimestral ha sido del 1,49 por ciento, superando la de la media estatal (+0,35). Sin embargo, se trata de un aumento inferior al registrado en el año el año anterior, cuando el empleo se incrementó en nueve mil personas en un solo trimestre.

    A nivel nacional el incremento del empleo ha sido de 69.400 personas, también mostrando signos de la ralentización en la creación de empleo.

    Si desagregamos los datos por sexo en la región, el aumento del empleo fue mayor entre las mujeres, con un incremento trimestral de 6.300 frente a una reducción de 500 hombres.

    El dato de ocupación por sectores nos muestra una subida del empleo en el sector servicios de siete 5.200 personas, con especial incidencia entre las mujeres (3.400 mujeres ocupadas más respecto al trimestre anterior). También es destacable el crecimiento del empleo en industria con 1.600 personas más en el último trimestre y, por último, sólo 300 en construcción. Como dato en negativo, la reducción de 1.300 personas ocupadas en la agricultura.

    La población asalariada también tuvo un buen comportamiento en el tercer trimestre con un aumento de 4.600 personas respecto al trimestre anterior, de los cuales 3.300 engrosaron el empleo por cuenta ajena en el sector privado.

    La población asalariada con contrato indefinido cayó en estos tres meses en 1.600 personas y, como era de esperar, sube la población con contrato temporal en 6.200 personas, al calor de las actividades estacionales que se producen en esta época del año.

    Hay que destacar la importante repercusión de esta subida del empleo temporal entre las mujeres, pues representaron el 73% del total del aumento observado en el último trimestre.

    De esta forma la tasa de temporalidad femenina en la región sube hasta el 36 por ciento, ocho puntos más que la registrada en la media española.

    Por otro lado, el paro bajó en Extremadura en 3.400 personas, un 3,30 por ciento menos que el trimestre anterior, superando ampliamente el dato nacional de tan sólo un 0,5 por ciento de bajada.

    Por sexos, el dato muestra que las mujeres desempleadas bajaron en 3.100 y los hombres en 300, como consecuencia de la mayor repercusión de la creación de empleo entre las mujeres. respecto al trimestre anterior.

    El número total de personas en paro se sitúa en 98.200, el más reducido en valor absoluto desde el tercer trimestre de 2009. Las mujeres representan un total de 56.000 sobre el total del paro en la región.

    La tasa de paro ha bajado en 0,8 puntos y se sitúa en el 19,68 por ciento, frente al 13,92 de la media española. A pesar de la mejora en los datos de desempleo, se trata de la tasa más elevada del país junto a la de Andalucía (21,83) y Canarias (21,19). En el caso de las mujeres, el indicador se dispara hasta el 25,09 por ciento, casi diez puntos más que la existente en la media española.

    Resultados anuales

    El empleo en Extremadura en los doce últimos meses se ha incrementado en 12.400 personas, representando una tasa del 3,18 por ciento, alcanzando así un total de personas 400.800 ocupadas en la región.

    Hay que valorar positivamente esta evolución del empleo, con una tasa que supera ampliamente la registrada en la media nacional (+1,77%), a lo que se suma un aumento de la población activa de 3.100 personas.

    Por sexo, los datos del último año muestran un aumento de la población ocupada de 5.500 hombres y de 6.800 mujeres.

    Sin embargo, observamos que se siguen produciendo pérdidas en la población en edad de trabajar que ponen de manifiesto las dificultades demográficas a las que se enfrenta la región, no sólo por envejecimiento sino por la salida de población joven fuera de nuestra comunidad. En concreto en el último año la población mayor de dieciséis años cayó 1.900, sumando catorce trimestres consecutivos de pérdida de población en términos interanuales.

    El dato por sectores muestra un incremento del número de personas ocupadas en la industria (10.400), seguida de construcción (4.900) y servicios (600) mientras que agricultura pierde 3.500 personas ocupadas en el último año.

    Por último, respecto a las cifras de población asalariada podemos concluir el importante incremento registrado en el empleo autónomo en la región, que subió en el último año en 7.200 personas frente a 5.200 asalariados por cuenta ajena.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.