CCOO aborda la precariedad laboral y los problemas de salud de las trabajadoras de las residencias de personas mayores en unas jornadas en Cáceres y Badajoz

  • Día 11 de noviembre en Cáceres y 12 en Badajoz bajo el título “Ponemos cara a la Dependencia”

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Extremadura ha organizado unas jornadas en Cáceres y Badajoz, destinadas principalmente a las trabajadoras de las residencias de las personas mayores, para abordar cómo mejorar su situación laboral y los problemas para su propia salud y seguridad que sufren en su trabajo.

11/11/2019.
Jornadas en Cáceres

Jornadas en Cáceres

El sector de las residencias de personas mayores es un sector altamente feminizado con más del 90 por ciento de los empleos ocupados por mujeres, con unas condiciones laborales muy precarias y con un alto índice de bajas laborales, donde las ratios de personal son insuficientes para garantizar una buena atención a las personas dependientes.

Para CCOO es imprescindible mejorar sus condiciones de trabajo. Lo primordial es conseguir que se cumplan con los convenios del sector, que los pliegos de condiciones se ajusten a valor real del servicio a prestar y lograr una mejora apreciable de las condiciones salariales.

El desequilibrio actual entre la financiación a la dependencia entre las comunidades autónomas y el Estado no solo provoca retrasos en la concesión de las prestaciones por dependencia, sino que también hace que las trabajadoras que desarrollan su actividad en este sector de atención directa mantengan salarios por debajo da los 14.000 euros anuales

Por otro lado, para CCOO es esencial que se evalúen adecuadamente los riesgos a los que están sometidas estas trabajadoras, que se mejore significativamente la vigilancia preventiva de la salud y que se garantice una formación adecuada para cada puesto de trabajo, cubriendo aspectos técnicos y relacionales en las residencias.

Las jornadas contarán en su inauguración con las intervenciones de la secretaria general de CCOO de Extremadura, Encarna Chacón, y el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios, Ángel Benito.

Descuelgues de convenios y abusos empresariales

Encarna Chacón ha criticado el "incumplimiento" de los convenios en este sector que lleva a alargamientos de jornada y fraudes en la contratación que provocan patologías en las propias trabajadoras, principalmente, lesiones músculo esqueléticas por el "esfuerzo" que tienen que hacer con personas dependientes, pero también "problemas de ansiedad y angustias" por no llegar a realizar su trabajo en unas condiciones óptimas.

"El objetivo de estas jornadas es visibilizar lo que está ocurriendo en el sector" con el aumento de precariedad y enfermedades laborales entre las trabajadoras. Una situación que en Extremadura "es bastante más elevada" que en el resto de España porque las "condiciones" son "mucho más precarias".

Así, Chacón reclama condiciones laborales "dignas" y cumplimiento de los convenios para que las trabajadoras del sector, de las que ni se conoce su número exacto, "tengan calidad en sus puestos de trabajo" para "prevenir en salud laboral", porque los accidentes laborales "se han incrementado en los últimos años" y "es un grave problema", ha indicado en declaraciones a los medios antes de inaugurar las jornadas.

Esta situación, según Chacón, afecta sobre todo a las trabajadoras del sector privado que "está también subvencionado con dinero público", ha recordado, al tiempo que ha incidido en que el problema es el "descuelgue" de los convenios sectoriales, y por eso ha vuelto a incidir en la necesidad de la derogación de la reforma laboral que ha permitido la prevalencia de los convenios de empresa sobre el sectorial.

Alarmante aumento de consumo de sedantes entre las trabajadoras

En las jornadas ha participado la responsable de Salud Laboral de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, Irene Álvarez, quien ha alertado del aumento de hipnosedantes o benzodiacepinas entre las trabajadoras del sector de la dependencia, que ha pasado de un 5,7% en 2008 a un 8,6% en 2014, según los datos que arrojan la encuestas del Plan Nacional sobre Drogas.

Así, a través de un estudio cualitativo que ha hecho el sindicato con trabajadoras de residencias de personas mayores, se ha puesto de manifiesto que las condiciones en las que prestan su servicio es la causa de "el alto consumo" de hipnosedantes y también de antiinflamatorios y calmantes, ya que tres de cada cuatro trabajadoras consumen este tipo de fármacos para poder acudir a su trabajo y paliar sus dolores.

"Esto pone en evidencia que las trabajadoras están ocultando y tratando los síntomas en vez de que el sector ponga una solución real a las condiciones diarias en las que desarrollan su trabajo estas compañeras que hacen un servicio a la dependencia y que se encargan del cuidado a los mayores", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.