CCOO exige que se cumpla con el reconocimiento real de la categoría profesional de los bomberos forestales en Extremadura

  • El sindicato además defiende la necesidad de un Estatuto Básico de todo este cuerpo a nivel estatal para homogeneizar sus condiciones laborales
  • La profesionalización de los bomberos forestales es fundamental para afrontar la prevención y extinción de incendios

CCOO Extremadura exige que se cumpla de una vez con el reconocimiento profesional de los bomberos y bomberas forestales de la región a través de la clasificación de este colectivo en la categoría 5932 y la actividad económica CNAE 8424 de protección civil, lo que permitiría no solo dignificar sus condiciones laborales, sino estar mucho mejor preparados y organizados para las tareas de prevención y extinción de incendios.

22/09/2020.

URL | Código para insertar

Diego Gallardo, Mariano Sanz y Francisco Rodríguez

Diego Gallardo, Mariano Sanz y Francisco Rodríguez

Desde CCOO se está reclamando además en el ámbito estatal la aprobación de un Estatuto Básico de Bomberos y bomberas forestales para todo el estado, algo esencial para homogenizar sus condiciones de trabajo y los protocolos de actuación, que son muy dispares entre unas comunidades y otras.

El responsable del Sector Autonómico de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Extremadura, Diego Gallardo, ha reclamado que se cumpla con el compromiso de reconocer la categoría 5932 de los bomberos forestales. Entre otras cosas, con ello se lograría la integración funcional de este cuerpo dentro del Sistema Nacional de Protección Civil y se podría ofrecer labores de apoyo a las contingencias variadas que están surgiendo en el medio rural.

Para ello, este reconocimiento tendría que acompañarse de una adecuada formación a través de las certificaciones profesionales creadas al amparo del código profesional 5932 e inscribir a los Bomberos Forestales en el sector de actividad económica (CNAE) 8425, propio de protección civil.

"Debemos adaptarnos a la realidad actual, somos un servicio público asentado en el entorno rural y natural, debemos dar respuesta de la mejor manera a nuestros vecinos y vecinas y a la ciudadanía en general", ha recalcado Gallardo.

"Nosotros estamos allí, con medios, con material para poder intervenir en un momento determinado y no podemos hacerlo porque no tenemos esa formación que existe y a la que no nos dejan acceder a través de la certificación para poder dar apoyo a una serie de contingencias en el medio natural y rural”.

En este sentido, ha insistido en que con esta propuesta CCOO no trata de "pisar competencias" de otros cuerpos, sino que busca que se aplique la normativa existente para que "encajar piezas de un puzzle que están dispersas" y ofrecer un mayor y mejor servicio público.
Gallardo critica las últimas decisiones al respecto de la Junta de Extremadura porque no suponen la profesionalización real de este servicio público.

“La supuesta categoría de bombero forestal conductor que está vendiendo la Junta de Extremadura es simplemente un nombre, nosotros queremos un reconocimiento real a través de la categoría 5932".

Al respecto, ha recordado que la Ley de Emergencias y Protección Civil de Extremadura, aprobada el pasado año, recoge en una disposición adicional que "es necesario regular conforme a la normativa existente la categoría de bombero forestal con el código profesional 5932 y su sector de actividad económica (CNAE) 8425 de Protección Civil" y se ha lamentado que esta disposición no se esté aplicando.

Igualmente, explica que "la figura del bombero forestal está integrada dentro del sistema nacional de Protección Civil y la propia ley nacional viene a decir que es necesario y vital la coordinación entre los diferentes actores intervinientes en cualquier emergencia", con lo cual según Gallardo "se entiende que, para poder ejercer una coordinación de manera adecuada, hace falta tener bien definidos todos los perfiles".

"Aquí nadie sobra y todos somos compatibles. La coordinación se basa en esa manera de compatibilizar a todos los actores intervinientes y que se pueda hacer una gestión de la emergencia de forma adecuada", concluía Diego Gallardo.

Estatuto Básico de Bomberos y bomberas forestales

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO, Mariano Sanz, ha reclamado al Gobierno central la aprobación del Estatuto Básico del Bombero Forestal, puesto que dicha medida estaba recogida en el acuerdo de gobernabilidad entre el PSOE y Unidas Podemos a nivel nacional.

Tras incidir en que las competencias sobre esta temática están "dispersas" y que entre los distintos operativos de las diferentes comunidades autónomas existen "enormes diferencias" laborales, ha apostado por una "homogeneización" de las condiciones de trabajo del personal de extinción de incendios, tanto en cuanto a los salarios como en los protocolos "diferentes" que se aplican en las regiones.

Se trata, defiende, de la "profesionalización de manera importante" de dicho sector a través de una gestión pública del mismo, y corrigiendo las "diferencias" que se dan en el mismo entre las diferentes comunidades autónomas.

Al mismo tiempo, ha reclamado el reconocimiento del nivel de peligrosidad que los bomberos forestales mantienen, además de una homogenización de los requisitos físicos de esos trabajadores, que en el caso de Extremadura son más de 800 de forma permanente durante todo el año y a los que se añaden los refuerzos en campañas.

En la misma línea, Mariano Sanz ha defendido un mayor aprovechamiento maderable y no maderable de las potencialidades de los bosques españoles, a través de una "buena" gestión forestal y del impulso de la bioeconomía, y bajo el planteamiento en todo caso de que "la mejor prevención de incendios sin duda es una buena gestión de los bosques".

"Hay que cuidar los bosques y dignificar las condiciones de quienes los cuidan", aseguró Mariano Sanz, en alusión a los bomberos forestales; al tiempo que ha recalcado también que los presupuestos en materia de extinción de incendios "todavía no se han recuperado" respecto a los que existían en el año 2010.

Finalmente, Sanz también ha recordado que a fecha de 14 de septiembre se han registrado en España 6.175 incendios, con unas 54.000 hectáreas quemadas; así como que este pasado mes de agosto ardieron algo más de 4.100 hectáreas de terreno en los fuegos declarados en el norte de Cáceres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.