El Consejo Sindical Interregional Extremadura-Alentejo aborda la situación económica y laboral en España y Portugal

    El Comité Ejecutivo del Consejo Sindical Interregional Extremadura-Alentejo (CSIR), que agrupa a las cuatro centrales sindicales de ambas regiones (UGT y CGTP en Alentejo y CCOO y UGT en Extremadura) han mantenido una reunión por videoconferencia para abordar la situación económica y laboral actual en ambos lados de la frontera. Entre los temas abordados, se han analizado las consecuencias de la pandemia y sus efectos en el mundo del trabajo, más concretamente a nivel interregional en Extremadura y Alentejo, así como en la vida de los trabajadores y sus familias.

    14/10/2020.
    Banderas de Portugal y España

    Banderas de Portugal y España

    Las cuatro confederaciones han expresado su preocupación porque la crisis agrave el problema del desempleo y de la precariedad y por su impacto económico y social.

    "Es también preocupante la falta de protección social de muchos trabajadores y trabajadoras, asociada a un proceso creciente de despoblación, especialmente para las personas jóvenes, que se ven obligados a emigrar", han expresado en una nota de prensa.

    De este modo, las organizaciones participantes han considerado que hay que dar respuestas a los problemas de movilidad entre las regiones y áreas transfronterizas, especialmente la que cuenta con mayor flujo de trabajadores, que es la de Badajoz y Elvas.

    En el encuentro se ha constatado que ha habido diferencias entre las posibilidades de implicación de las estructuras sindicales de las dos regiones en la estrategia para afrontar la crisis.

    Así, como han expuesto, en Extremadura hay un diálogo y una "participación efectiva" junto con la Administración autonómica de los representantes sindicales en la discusión e implementación de políticas de apoyo al empleo y a los trabajadores.

    Mientras, en Portugal, este diálogo social no es posible, ya que las estructuras sindicales aún no pueden participar activamente en los foros de discusión de los planes de inversión en su territorio.

    Las confederaciones sindicales que integran el CSIR también han reflexionado sobre la estructura socioeconómica de ambas regiones, con similares desequilibrios.

    En ambos casos, se trata de un "gran espacio geográfico, carente de industria, basado en micro y pequeñas empresas" y con un tejido económico caracterizado por empresas del sector terciario, con "altos niveles de precariedad". Así, como ejemplos, se discutieron situaciones específicas en el trabajo en empresas de ambos lados de la frontera.

    Ante este panorama, todos las organizaciones sindicales coinciden en que este es el momento de continuar la senda de "incremento de los salarios a nivel general, como estrategia de fortalecimiento económico de unas regiones que dependen principalmente del consumo interno".

    Este Comité Ejecutivo también abordó el impacto de encuentros ibéricos como el VIII Foro Parlamentario Hispano-Portugués o la Cumbre hispanolusa, que ha tenido lugar en Guarda, y donde se ha presentado la 'Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo', además de los planes de recuperación o estabilización económica y social, donde los sindicatos también pretenden intervenir para "defender los intereses de los trabajadores".

    De esta forma, en la cumbre de Guarda se han tratado temas que para los sindicatos son "vitales" en el desarrollo interregional como la red ferroviaria a ambos lados de la frontera, en un momento en el que se prometen proyectos estructurales transfronterizos.

    Entre estos proyectos hay que destacar la ejecución e implantación de la línea de alto rendimiento Lisboa-Sines-Poceirão-Évora-Elvas-Badajoz-Cáceres-Madrid, para mercancías y pasajeros, y la conexión entre todas las capitales de distrito de Portugal por la misma ruta, o incluso la red de carreteras, donde se espera finalmente la construcción de un puente internacional al norte del Alentejo, entre Nisa y Cedillo, lo que facilitará la movilidad de los trabajadores, así como impulsará el comercio y el desarrollo.

    Los CSIR son un instrumento creado por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) para fomentar la "cooperación transfronteriza entre sindicatos de países vecinos, con el objetivo de defender los intereses comunes de los trabajadores".

    La actividad del CSIR Extremadura-Alentejo, hay tres más en la relación España/Portugal, se centra en la movilidad transfronteriza, el derecho a la libre circulación, el mantenimiento de los derechos y la vigilancia y lucha contra el dumping económico y social.

    En ese sentido, el CSIR Extremadura-Alentejo ha subrayado la necesidad de una "mayor protección social" para todos los trabajadores y sus familias, así como para los desempleados, "obligando a endurecer la reivindicación de los derechos de los trabajadores, utilizando mecanismos fundamentales, como el diálogo social y la negociación colectiva".

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.