Comisiones Obreras de Extremadura | 14 julio 2024.

1º de Mayo: Subir salarios, contener precios, más industria

    Encarna Chacón, secretaria general de CCOO de Extremadura, y Patro Sánchez, secretaria general de UGT Extremadura

    01/05/2022.
    1º de Mayo

    1º de Mayo

    Salarios, precios, igualdad, industria y, por supuesto, más y mejor empleo. Esos son los ejes de las reivindicaciones de CCOO y UGT este 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo. Estas demandas cobran más sentido en Extremadura, una región con déficits notables en salarios, empleo, infraestructuras y tejido empresarial e industrial, pero que se enfrenta actualmente a nuevas oportunidades y esperanzas gracias al Diálogo Social, los Fondos Europeos y los cambios económicos que estamos experimentando globalmente.

    Este 1º de Mayo, UGT y CCOO exigimos medidas para frenar el alza de los precios, que golpea especialmente a los hogares con menos ingresos y con más dificultades para llegar a final de mes y merma el vigor de la recuperación económica, después de la crisis provocada por la pandemia. La fuerte presión inflacionista de la energía, a la que se suman los efectos de la guerra de Ucrania, se está extendiendo a los bienes y servicios fundamentales. Es urgente tomar medidas eficaces para frenar la subida de los precios, que está empobreciendo a la a la clase trabajadora.

    Mantener el poder adquisitivo de los hogares es imprescindible, de ahí la importancia de las subidas del Salario Mínimo y de las pensiones con referencia al IPC. Pero el incremento del IPC, que en Extremadura alcanzó el pasado mes el 10,3 por ciento, se coloca muy por encima de los aumentos salariales pactados en la negociación colectiva. Detrás de esta subida de inflación está la decisión empresarial de garantizar sus márgenes de beneficios, sin trasladar esto a asegurar el nivel de salarios.

    Por tanto, CCOO y UGT apelamos a la responsabilidad y a la inteligencia colectiva y hacemos un llamamiento a la patronal para alcanzar un pacto en la negociación de los convenios que frene la dinámica de pérdida del poder adquisitivo de los salarios y evite que se genere un polvorín social y se ponga en riesgo la recuperación económica.

    Ambos sindicatos estamos haciendo propuestas de revisión que no difieren de lo que la propia patronal reclama para sí misma en los contratos de concesión administrativa. Por ello, es fundamental incluir en los convenios colectivos cláusulas de garantía salarial, que permitan proteger los sueldos ante incrementos desmesurados de los precios. Rechazar estas cláusulas, como están haciendo las asociaciones empresariales, es una forma muy oportunista de intentar hacer caja de una manera irresponsable. 

    Hay abordar las causas de la subida de los precios energéticos, actuar sobre los beneficios empresariales y las rentas de alquiler inmobiliario. También se deben reforzar las medidas que permitan avanzar en la eficiencia y autosuficiencia energética, con una apuesta clara por la renovables como energías más baratas y eficientes, que pueda contribuir a convertir a nuestro país en el motor del cambio energético de Europa. En este punto, Extremadura tiene mucho que decir y no podemos permitir que esta oportunidad no sea aprovechada esta vez como un elemento de creación de empleo estable, generación de tejido empresarial y riqueza y fijación de población.

    El Diálogo Social ha sido fundamental para una salida de la crisis de la pandemia justa y solidaria, no como la que se impuso, con recortes y ajustes, tras la crisis del 2008, que generó pobreza, precariedad y devaluación de las condiciones laborales y salariales. Acuerdos como los ERTEs han sido un escudo social que han permitido salvar el empleo de miles de personas trabajadoras en nuestra región y han facilitado la recuperación económica. En Extremadura logramos, además, que ninguna persona trabajadora que estuviera en ERTE cobrara por debajo del SMI. 

    En este lugar, hay que colocar el gran acuerdo de la nueva Reforma Laboral, que corrige los desequilibrios en la negociación colectiva de la reforma impuesta en el 2012 y apuesta por el mantenimiento y la estabilidad en el empleo, frente al modelo de temporalidad y despido fácil de la normativa anterior. Se recupera ahora la ultraactividad de los convenios colectivos y la prevalencia del convenio sectorial sobre el de la empresa y se garantiza el convenio de aplicación en las contratas y subcontratas. Tenemos el convencimiento de que estas reformas van a contribuir a superar la inestabilidad y mejorar la calidad del empleo, con un ritmo de crecimiento no conocido antes del contrato indefinido.

    Por otro lado, UGT y CCOO reclamamos en nuestra región que nos dotemos de un pacto por la industria, porque es la actividad que genera un mayor volumen de puestos de trabajo estables y de calidad, la que más invierte en formación y cualificación profesional de los empleados y empleadas y la que establece una mayor retribución salarial. Es también el sector más inversor en I+D+I y a su vez el principal demandante de innovación y desarrollo tecnológico, siendo, por tanto, una pieza fundamental para impulsar el sistema ciencia-empresa y la sociedad del conocimiento.

    Este 1 de mayo, CCOO y UGT queremos mostrar nuestra solidaridad con el pueblo ucraniano, a la vez que condenamos la injustificada guerra iniciada por Rusia, solidaridad que hacemos extensible a esa parte del pueblo ruso que no quiere la guerra y que está siendo detenido por ejercer su derecho a la protesta. Queremos además manifestar nuestro más enérgico rechazo al giro histórico llevado a cabo por el gobierno de España con respecto al Sáhara occidental y expresar nuestro apoyo y solidaridad con el pueblo saharaui y su causa.