Comisiones Obreras de Extremadura | 29 febrero 2024.

CCOO de Extremadura achaca a la reforma laboral y a la subida del salario mínimo el buen comportamiento del mercado de trabajo

  • El paro baja en el mes de abril en 3.368 personas en la región y se sitúa en un total de 80.524 personas en paro
  • El sindicato confía en que se concreten los proyectos industriales

CCOO considera que los datos del paro del mes de abril en Extremadura son positivos y vienen a ratificar que, una vez más, los acuerdos sobre la reforma laboral y el incremento del salario mínimo están teniendo efectos de mejora sobre el mercado de trabajo.La secretaria general de CCOO de Extremadura, Encarna Chacón, recuerda que tanto con la forma laboral como con la subida del SMI “algunos agoreros decían que se iba a destruir empleo y, sin embargo, se han demostrado como dos elementos fundamentales para consolidarlo”

04/05/2023.

URL | Código para insertar

En todo caso, la bajada del paro tiene un carácter estacional importante y, por eso, apunta, hay que apostar por concretar las inversiones en proyectos industriales en la región, porque el sector industrial aporta empleo de calidad y estable y también es una oportunidad para reducir la brecha de género en el empleo.

Para reforzar el mercado de trabajo, Chacón hace un llamamiento a los empresarios a que suban los salarios y con ello contribuyan a incentivar la economía. "No puede ocurrir que los empresarios sigan acumulando beneficios y estén impidiendo las subidas salariales", reseña.

CCOO subraya que el desempleo sigue siendo el principal problema social que tiene nuestra región, con 80.524 personas en paro. Para el sindicato no basta con recuperar niveles prepandemia, hay que mirar al futuro y acabar con los elevados niveles de desempleo estructural, que afecta especialmente a las mujeres.

Evolución del empleo

El número de personas paradas registradas en el Servicio Público de Empleo baja en 3.368 personas en abril en Extremadura, siendo el mejor dato del paro desde el 2015, lo que sitúa la cifra total de personas desempleadas en 80.524 en la región, 28.866 hombres y 51.658 mujeres.

Este mes, la bajada en valores absolutos de paro ha sido más en las mujeres, con una disminución con respecto el mes anterior en 1.825, que entre los hombres, con un descenso de 1.543. En todo caso, aún seguimos lejos en la paridad de número de parados y paradas.

En España, el paro registrado baja en 73.890 personas. Es el mejor dato de paro desde el 2012 y se cierra el mes de marzo con 2.788.370 parados. 

El paro en España ha bajado en términos porcentuales en un 2,58 por ciento con respecto al mes pasado, mientras que en Extremadura ha descendido en mayor medida, un 4.01 por ciento

Por sectores, la bajada del paro en Extremadura ha sido generalizada en todos los sectores, siendo en el sector Servicios con 2.224 parados menos, seguida de agricultura con 504 parados menos que en marzo. Menor ha sido la bajada del sector servicios, con 224 parados menos, en industria con 214 parados menos y en el sector construcción, que ha disminuido en 204 parados menos.

Los datos interanuales del paro en la región siguen mostrando una tendencia positiva. Así, se ha producido una reducción de personas con respecto al mismo mes del año anterior de un 11.40 por ciento por ciento menos en términos relativos. 

Respecto a la contratación, se han registrado un total de 30.147 contratos, una bajada de un 4.93 por ciento más que en el mes anterior, lo que representa, en valor absoluto, 1.562 contratos menos.

Afiliación a la Seguridad Social en abril

El número total del sistema de personas afiliadas a la Seguridad Social en Extremadura durante el mes de abril alcanzó una cifra de 407.084, lo que representa un total de 4.535 más que en el mes anterior. 

Respecto a la evolución anual, mismo mes del año anterior, se siguen registrando incrementos del volumen de afiliación, con un total de 5.247 personas afiliadas más, lo que representa un incremento de 1,31 por ciento. Se trata de un incremento de menor intensidad que el registrado en la media española, que fue de 2.98 por ciento.