Comisiones Obreras de Extremadura | 14 abril 2024.

CCOO muestra su desacuerdo con las medidas educativas anunciadas para el próximo curso en Extremadura porque debilitan la enseñanza pública

    La Federación de Enseñanza de CCOO de Extremadura muestra su desacuerdo con las nuevas medidas que la Consejería de Educación está anunciado para el próximo curso, porque no repercuten en la mejora de la calidad y equidad educativa en centros públicos, sino que esconden el inicio un camino claro hacia la privatización de la enseñanza en la región.

    21/03/2024.
    Paso atrás en la educación pública en Extremadura

    Paso atrás en la educación pública en Extremadura

    Entre estas medidas, hay que destacar el cheque a las familias para la escolarización en el primer ciclo de infantil sin tener en cuenta la renta; ayudas para la enseñanza extraescolar de inglés en centros privados; y la supresión de las becas complementarias ligadas a renta para estudios universitarios.

    Son medidas que, disfrazadas como de carácter social, no solo no buscan fortalecer el sistema público de educación en Extremadura, sino que suponen la paralización de las políticas reforzadoras de la enseñanza pública, gratuita y universal.

    Cheques a la escolarización sin tener en cuenta la renta y en centros privados

    CCOO considera que no es compatible la gratuidad total de primer ciclo de infantil, con el hecho de que se dé un cheque a las familias, sin estar ligado a renta, para que estas puedan matricular a sus hijos e hijas en centros públicos, pero también privados.

    El hecho de que se haya paralizado de manera unilateral, sin negociación con las centrales sindicales, la extensión de la red de Aulas 1-2 en los centros educativos públicos, es un error.

    Este tipo de centros, conviven perfectamente con otros centros de diferente titularidad que atienden a alumnado de primer ciclo. Es una alternativa positiva para las familias y prueba de ello es la continuidad de las ya implantadas en los centros, que llenan las plazas disponibles cada curso.

    También hay que tener presente que es una buena opción para fijar alumnado en centros rurales, o con problema de escolarización, ya que normalmente el alumnado se mantiene en el mismo centro para proseguir en el segundo ciclo de infantil, y después la etapa de primaria.

    Desde CCOO se denuncia, además, que algunos centros ya tenían compromiso de implantación y visto bueno de la Administración para el curso siguiente y esta se ha paralizado, sin ninguna justificación; centros que están en localidades muy pequeñas, que no tienen guarderías municipales, ni guarderías privadas, y era una oportunidad de fijar población joven.

    La Administración educativa extremeña alega la falta de presupuesto, porque las aulas se implantaron con los fondos MRR, pero en realidad, a nuestro entender es un cambio de política, porque recordemos que el programa Aula-Dos, precursor de la escolarización de niños y niñas de 2 a 3 años en colegios de infantil y primaria públicos, ya se empezó a implantar en nuestra comunidad en el año 2019, con fondos propios.

    Aunque la escolarización de 0-3 años es voluntaria, está sobradamente demostrado el alto impacto en los resultados académicos de niños y niñas, contrarresta las desigualdades educativas y constituye la inversión en educación más redistributiva, por lo que CCOO estima muy grave este retroceso.

    La normativa que regulará estas medidas se ha publicado recientemente en el portal de transparencia, con un corto plazo para alegaciones, por vía de urgencia y sin aviso previo a las centrales sindicales.

    Ayudas a la enseñanza de inglés en centros privados

    Otra de las medidas anunciadas es una ayuda de 40 € al alumnado de Educación Secundaria Obligatoria para el estudio de inglés en centros de idiomas acreditados.

    Estos centros solo pueden ser academias privadas de idiomas, lo que es una financiación encubierta a los centros privados con dinero público.

    Hay que recordar que, para el acceso a las escuelas oficiales de idiomas, que es una enseñanza pública en la que solo hay que pagar matrícula, solo está permitido el acceso a partir de los 16 años si se quiere cursar el primer idioma que se estudia en la Educación Secundaria Obligatoria.

    Para CCOO, esta medida no repercutirá en la mejora de resultados académicos. El alumnado más desfavorecido no va a acceder a estas actividades y no existen tantos centros acreditados para absorber a todo el alumnado de secundaria.

    Hay que contar con que en la localidad haya una academia oficial, y además siendo una ayuda que se realiza en dos pagos, muchas familias no van a poder hacer frente al adelanto de la cuota mensual.

    Por otro lado, el foco habría que ponerlo en por qué existe esa necesidad de actividad extraescolar de idiomas. Algo falla en el sistema educativo público si no se cubre dicha formación con cuatro y tres horas lectivas de inglés en cada curso y con centros con secciones bilingües, donde se imparten en el idioma otras materias.

    Las ratios en secundaria son de 30 alumnos por aula y es difícil trabajar algunas materias como los idiomas. El refuerzo de esta materia pasa por la bajada de ratio, por poder hacer desdobles, talleres de idiomas, dotación de auxiliares de conversación suficientes... Son medidas que suponen una mayor inversión de recursos docentes; invertir, en definitiva, en educación pública y universal.

    Acceso a las becas universitarias

    Por último, eliminar la condición de nivel de renta para el acceso a las becas universitarias, y ligarla al manido concepto de “excelencia” es una forma de impedir que el acceso a los estudios superiores sea realmente universal.

    La unidad familiar extremeña necesita, con carácter general, tanto la beca de transporte y matrícula como la de residencia para poder acceder a este tipo de enseñanzas. Eliminar el nivel de renta conduce a volver a concebir el estudio universitario como de carácter elitista.

    La normativa que regulará estas medidas se ha publicado recientemente en el portal de transparencia, con un corto plazo para alegaciones, por vía de urgencia y sin aviso previo a las centrales sindicales.