Comisiones Obreras de Extremadura | 19 mayo 2024.

Encarna Chacón: "Hay que apelar a la responsabilidad de los grupos políticos para que ratifiquen el gran acuerdo que supone la reforma de subsidio de desempleo"

    La secretaria general de CCOO de Extremadura, Encarna Chacón, ha valorado como un gran acuerdo la reforma del subsidio por desempleo firmada por el Gobierno y los sindicatos y apela a la responsabilidad de los grupos políticos para ratificar en el Congreso este texto que supone un avance en la protección social de muchísimas personas en situación de paro.

    09/05/2024.

    URL | Código para insertar

    Chacón indica que fruto del Diálogo Social se ha mejorado el decreto que se presentó en el Parlamento y que fue rechazado y añade que “ahora se ha conseguido mucho más".

    Así, ha remarcado como fundamental la eliminación de los subsidios parciales y que no vaya a haber esa parcialidad en la cuantía de la subvención, como también ha citado que al subsidio podrán acceder ahora personas menores de 45 años sin cargas familiares. Además, se incluyen aspectos a favor de las mujeres y se modifican las cuantías y las implementa en tres años.

    "Estamos hablando de limitar la pobreza en las personas cuando caen en desempleo, y a través de este subsidio se va a beneficiar a una inmensa mayoría, a miles de trabajadores y trabajadoras", ha señalado Encarna Chacón.

    Desde CCOO, subraya, "se ha hecho un gran trabajo" en la negociación y, aunque el resultado es positivo, el sindicato seguirá incidiendo en aquellas cuestiones “que todavía quedan pendientes”

    Valoración y contenido del acuerdo

    CCOO plantea la reforma del susidio por desempleo como una pieza orientada a mejorar la empleabilidad de las personas paradas y ayudar a conseguir el pleno empleo. Proteger más a las personas en paro es ayudar a la creación de más empleo de calidad.

    CCOO, UGT y el Ministerio de Trabajo hemos alcanzado un acuerdo de diálogo social para la reforma de las prestaciones asistenciales por desempleo, tras un primer intento fallido fuera de este marco de concertación en el que la primera reforma no supero la convalidación parlamentaria.

    Las medidas acordadas ahora amplían las inicialmente previstas en el intento de reforma anterior, preserva todas las mejoras incluidas entonces y corrige algunas de las iniciativas que para garantizar que todas las personas desempleadas mejoran su nivel de protección social.

    El conjunto de medidas acordadas mejorarán la protección social de varios cientos de miles de personas trabajadoras, especialmente entre los colectivos más precarizados y con una altísima presencia de mujeres: personas con contrato a tiempo parcial, eventuales agrarios, jóvenes y menores de 45 años sin cargas familiares, desempleados de larga duración, emigrantes retornados y mujeres que han sufrido violencia de género o sexual, entre otros.

    El conjunto de medidas acordadas mejorarán la protección social de cientos de miles de personas beneficiarias de las prestaciones de desempleo y mejora la cobertura por desempleo de varios millones de trabajadores, especialmente entre los colectivos más precarizados y con una altísima presencia de mujeres, entre otros: 

    personas con contrato a tiempo parcialeventuales agrariosjóvenes y menores de 45 años sin cargas familiaresdesempleados de larga duraciónemigrantes retornados mujeres que han sufrido violencia de género o sexualEntre las medidas adoptadas destacan, entre otras el incremento de la cuantía del subsidio en los primeros 12 meses de percepción. Mejoran así las cuantías de las prestaciones en los 12 primeros meses de subsidio, estableciendo tres tramos que se inician en el 95% del IPREM durante los primeros 6 meses de percepción (570 €/mes), el 90% (540 €/mes) durante 6 meses adicionales, y el resto de la duración de la prestación mantiene la cuantía actualmente en vigor que se corresponde con el 80% del IPREM (480 €/mes).

    Esta medida mejorará la protección social de la totalidad de personas que sean beneficiarias de subsidios por desempleo. Actualmente (marzo 2024) hay 1 millón de personas que están protegidas por algún subsidio de desempleo.

    Se ha establecido también la supresión de la parcialidad en la cuantía del subsidio. De manera que se suprime la medida impuesta en la Reforma Laboral del PP en 2012 que reduce la cuantía de los subsidios proporcionalmente al porcentaje de jornada del último contrato de trabajo que tuvo la persona trabajadora, garantizándose ahora la cuantía completa del subsidio a todas las personas desempleadas, con independencia de su tipo de contrato.

    Esta medida beneficiará a los 2,9 millones de personas trabajadoras que actualmente (EPA, 2023T4) tienen un contrato a tiempo parcial. De ellas, el 74% (2,1 millones) son mujeres. 

    Merece también una atención destacada la extensión de la cobertura de los subsidios para menores de 45 años sin cargas familiares que agotan prestación contributiva (antes excluidos), así como para todos las personas eventuales agrarias (que era el único colectivo profesional expresamente excluido de la protección asistencial por desempleo), entre otras muchas medidas.

    Finalmente, para CCOO el acuerdo alcanzado ahora debe completarse, al menos, con dos medidas igualmente importantes.

    Es urgente abordar la revalorización del IPREM (Indicador Público de Referencia de Efectos Múltiples) hasta recuperar el poder de compra que perdió principalmente durante la etapa de recortes sociales durante la etapa de austeridad. El IPREM es la referencia que se utiliza para establecer las cuantías de los subsidios de desempleo y acumulaba hasta 2023 una pérdida de poder de compra del 14%, que en 2024 se situará en el entorno del 17%.

    De la misma forma, para CCOO es necesario seguir avanzando en la eliminación de vacíos de cobertura en la protección por desempleo que aún subsisten. Para abordar esta cuestión resultaría especialmente útil retomar la tramitación parlamentaria de la Iniciativa Legislativa Popular promovida por CCOO y UGT que contó con el aval de 700.000 firmas y que continúa pendiente de culminarse.