Los datos de la EPA subrayan la necesidad de seguir aprobando medidas de protección para contener la destrucción de empleo y la merma de ingresos

  • La Encuesta de Población Activa de este I Trimestre hay que interpretarla a la luz de las dificultades estadísticas y de que solo recoge la paralización económica de los últimos días de marzo

CCOO de Extremadura indica que los datos publicados hoy de la EPA del I Trimestre de este año han de ser interpretados con suma cautela porque solo recogen parcialmente los efectos de la crisis sanitaria del coronavirus, pero sí ponen en evidencia que hay que seguir aprobando medidas para contener la destrucción de empleo y la merma de ingresos, especialmente para las personas con más necesidad.

28/04/2020.

URL | Código para insertar

Para CCOO, la EPA debe llevarnos a la conclusión de que es necesario un consenso político y social con el que sacar adelante medidas en el corto plazo para seguir salvaguardando el empleo mediante ERTEs y continuar protegiendo a las personas que han perdido el empleo o han visto reducidos drásticamente sus ingresos a través de una renta mínima garantizada. También son importantes medidas para inyectar liquidez en las empresas, sobre todo las PYMES, para evitar su desaparición y la pérdida de sus puestos de trabajo.

CCOO aboga por preparar, de manera inmediata, un plan de impulso económico, en aquellos sectores que durante más tiempo van a sufrir la paralización de la actividad, y que son muy relevantes en nuestra economía. De forma paralela hay que impulsar un cambio en nuestro tejido productivo, porque el sector industrial debe recuperar protagonismo ante las necesidades de suministros básicos que está quedando patente en la crisis, así como un impulso a los servicios públicos.

El mes de marzo de 2020 y, por tanto, el primer trimestre, ha venido marcado por la situación inédita de la pandemia del COVID-19 y, como consecuencia, una declaración de estado de alarma que ha dejado prácticamente paralizada la actividad productiva y el mercado de trabajo, más allá de las de carácter esencial.

Esta situación sin precedentes, ha afectado a los datos que recoge trimestralmente la Encuesta de Población Activa y hay que ser cautelosos con las interpretaciones, ya que ha tenido efectos importantes en la elaboración de la misma y sólo detecta parcialmente el impacto de la crisis generada por el coronavirus.

Si bien la encuesta desarrolla sus entrevistas a lo largo de todas las semanas del trimestre, según informa el INE, los efectos del estado de alarma han sido apreciables en las dos últimas semanas del mes de marzo, por lo que “la influencia sobre la totalidad del trimestre ha quedado diluida”

Hecha estas salvedades los datos muestran una situación preocupante para el país y, en concreto para Extremadura y destacamos las siguientes cifras:

Resultados trimestrales

El número de personas ocupadas en Extremadura baja en 5.000 respecto al trimestre anterior, el -1,30 por ciento (-1,43% media nacional), situándonos en 375.900 personas ocupadas en la región.

Por sectores, el empleo cayó especialmente en servicios (-2.500) seguido de agricultura (-1.800) e industria (-1.000). El sector de la construcción es el único que observó una subida, pero inapreciable (+300).

Por sexo, la pérdida de empleo ha afectado de manera desigual a hombres, con una disminución de la ocupación masculina de 7.300 personas, frente a un aumento de 2.300 mujeres ocupadas. La diferencia obedece a la variación del sector servicios con 6.200 ocupados más hombres y por otro lado, 3.700 mujeres más respecto al trimestre anterior.

Por otro lado, el dato del paro alcanza la cifra de 116.000 personas en la región, ochocientas menos que el trimestre anterior. Esta cifra está afectada por el efecto sobre la recogida de información antes explicada ya que la caída del empleo se ha trasladado casi directamente a población inactiva, en lugar de desempleo. En concreto la población activa cayó en el trimestre en 5.800 personas (-7.000 hombres y +1.200 mujeres).

De esta manera, la tasa de paro se sitúa en el 23,59 por ciento, once décimas más que el trimestre anterior, frente al 14,41 de la media nacional.

Los datos de tasas por sexos son: 19,88 por ciento en hombres y 28,01 por ciento en mujeres, lo que supone una subida de 0,62 puntos en la tasa masculina y una reducción de 0,67 puntos en la ratio femenina.

Resultados interanuales

La variación anual de las distintas magnitudes que recoge la Encuesta (comparando el cuarto trimestre de 2019 con el mismo trimestre del año anterior) muestra un panorama bastante preocupante, ya que ya refleja una importante caída del empleo a pesar de que no recoge todo el efecto de la crisis.

Las cifras de ocupación revelan una pérdida de 10.200 empleos en la región, lo que supone el -2,68 por ciento, siendo una de las mayores caídas de todas las CCAA, junto a Castilla-La Mancha (-3,44%) y Baleares (-2,53%) y muy alegado del dato positivo nacional del 1,08%.

Por sexos, la destrucción de empleo en los últimos doce meses afectó únicamente a los hombres con 17.600 menos que en el primer trimestre del 2019. Este dato fue compensado con la evolución positiva de las mujeres: +7.400.

Los sectores que perdieron empleo fueron agricultura, con 8.800 ocupados menos y servicios (-5.900), frente a subidas en industria (+4.400) y un dato testimonial de 100 personas en construcción.

Respecto al empleo asalariado, se produjo una caída en el año de 10.500 personas respecto al mismo trimestre del año anterior. Fue el sector privado el que registró esa reducción del empleo en el cómputo interanual, con una bajada de 12.100 personas, frente a un aumento de 1.600 en el sector público.

Si desagregamos los datos en función de la temporalidad en la contratación, observamos una importante reducción del empleo indefinido, con 9.100 personas menos en el último año, frente a -1.500 en los asalariados con contrato temporal. Esto significa que casi un noventa por ciento del empleo que se ha perdido en el último año es empleo estable y nos sitúa en una posición mucho más débil y difícil para afrontar la complicada recuperación económica a los que nos enfrentamos en el próximo año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.